Fundamentos Doctrina Espirita

EL MIEDO A LA MUERTE (desde una PERSPECTIVA DE LA DOCTRINA ESPIRITA)

del libro: El cielo y el infierno – Allan Kardec El miedo a la muerte, el hombre, sea cual fuere el grado de la escala al que pe...

jueves, 18 de octubre de 2018

EL MIEDO A LA MUERTE (desde una PERSPECTIVA DE LA DOCTRINA ESPIRITA)


del libro: El cielo y el infierno – Allan Kardec


El miedo a la muerte, el hombre, sea cual fuere el grado de la escala al que pertenezca, desde el estado salvaje tiene el sentimiento innato del porvenir. Su intuición le dice que la muerte no es el fin de la existencia, y que aquellos cuya pérdida lamentamos no están perdidos para siempre. La creencia en el porvenir es intuitiva, y muchísimo más generalizada que la de la nada. Así pues, ¿a qué se debe que, entre quienes creen en la inmortalidad del alma, todavía haya tantos que se encuentran apegados a las cosas de la Tierra y sienten tan grande temor a la muerte?

El miedo a la muerte es un efecto de la sabiduría de la Providencia y una consecuencia del instinto de conservación común a todos los seres vivos. Ese miedo es necesario mientras el hombre no está suficientemente esclarecido acerca de las condiciones de la vida futura, como contrapeso al impulso que, sin ese freno, lo llevaría a dejar prematuramente la vida terrenal, así como a descuidar el trabajo que debe servirle para su propio progreso.

A eso se debe que, en los pueblos primitivos, el porvenir sea apenas una vaga intuición; con posterioridad se convierte en una simple esperanza y, por último, en una certeza, aunque siga neutralizada por un secreto apego a la vida corporal.



A medida que el hombre comprende mejor la vida futura, el miedo a la muerte disminuye. Asimismo, cuando comprende mejor su misión en la Tierra, aguarda su fin con más calma, con resignación y sin temor. La certeza en la vida futura le da otro curso a sus ideas, otro objetivo a sus actividades. Antes de que tuviera esa certeza, sólo se ocupaba de la vida actual. Luego de haberla adquirido, trabaja con vistas al porvenir, pero sin descuidar el presente, porque sabe que su porvenir depende de la buena o mala dirección que imprima a su vida actual. La certeza de que volverá a encontrar a sus amigos después de la muerte, de que reanudará las relaciones que tuvo en la Tierra, de que no perderá un solo fruto de su trabajo, de que crecerá sin cesar tanto en inteligencia como en perfección, le da paciencia para esperar y valor para soportar las fatigas momentáneas de la vida terrenal. La solidaridad que ve establecerse entre los vivos y los muertos le hace comprender la que debe existir en la Tierra, entre los vivos. A partir de entonces, la fraternidad adquiere una razón de ser, y la caridad encuentra su objetivo, tanto en el presente como en el porvenir.



Para liberarse del miedo a la muerte es necesario que el hombre la encare desde su verdadero punto de vista, es decir, que haya penetrado con el pensamiento en el mundo espiritual y que se haya formado de él una idea tan exacta como le sea posible, lo que denota de parte del Espíritu encarnado un cierto desarrollo y la aptitud para desprenderse de la materia.
FEDERACIÓN ESPIRITA ARGENTINA.
Directorios espirita:
ESPAÑOL:
Comunidad en google- espirita; suprema redención (Únete)
Comunidad en google- ESPIRITISMO KARDECIANO (únete)
Descarga libros ESPIRITA en español: http://www.luzespiritual.org/
Descarga libros ESPIRITA en español: http://Espiritismo.es
Vinculo de la comunidad en google /  ESPIRITISMO KARDECIANO
Vinculo de la comunidad en google /  Espirita: suprema redención
Literatura y fragmentos de obras/autores, espirita en:
CANAL EN YOUTUBE (VÍDEOS)
ENLACES ESPIRITAS: ESPAÑOL. INGLÉS, PORTUGUÉS, FRANCÉS
www.ceanet.com.ar  :   ARGENTINA
www.febnet.org.br : federación espirita Brasil
http://www.kardec.tv/ : portugués
www.spiritist.us :  ESTADOUNIDENSE

viernes, 14 de septiembre de 2018

ESCLARECIMIENTOS ESPIRITAS.


MEDIUM Divaldo P. Franco / ESPÍRITU Juana de Ángelis.
INTRODUCCIÓN
El hombre que sueña en la actualidad con otros cielos y otras tierras fuera del

Sistema Solar, amante de las Ciencias y de la Tecnología, cuando enfrenta la propia realidad como ser inmortal, se perturba, presentando la mente dominada por sombras y los sentimientos abatidos por los recelos y las crueles dudas. La muerte todavía le parece una gran destructora de sus ilusorias construcciones de placer y alegría.



Se edifica, pensando siempre en el inmediatismo de los resultados, esperando
favores del cuerpo, que la maquinaria orgánica no le puede proporcionar.
Si le fuera posible, concedería a la organización física la perennidad,
rehusándola, sin embargo, fuera de las cadenas materiales y atormentándose
innecesariamente.
La temerosa rebeldía le señala el comportamiento, oponiéndose a la observación de los fenómenos profundos de la vida, como la comunicabilidad de los Espíritus, la reencarnación, la justicia divina.
Si nos reportamos al espiritualismo ancestral, cuyas grandiosas y ricas páginas de belleza constituyen herencia libertadora que las antiguas civilizaciones nos ofrecieron, vale la pena recordar que, después de casi veinte siglos de Cristianismo, la indiferencia por las cuestiones espirituales sorprende, generando sufrimientos y desesperación.



Hace 134 años aproximadamente, Allan Kardec, incumbido por Jesús, preguntó a los inmortales y codificó la Doctrina Espírita, apoyada en la razón y en la experimentación científica del hecho, sin que haya logrado hasta el momento alcanzar las vidas a las cuales ha sido presentada.
Hoy la guerra hiere la cultura, la ética, los derechos humanos y atenta contra la Naturaleza; la violencia urbana gana las calles del mundo, atontando; la falta de respeto moral predomina en los más diferentes reductos de la civilización; enfermedades terribles, consideradas bajo control, retornan virulentas y surgen otras amenazadoras; la cultura parece perder la razón, mientras que el amor pide espacio para dulcificar los corazones y la sabiduría se propone liberar las conciencias, sin lograr las oportunidades necesarias.

Es para ese hombre, todavía, sufrido e inquieto, que las
Voces de los Cielos se dirigen, buscando alcanzarlo y estimularlo a la gran lucha contra las pasiones perturbadoras que en él todavía predominan.
El emprendimiento logrará éxito, porque la fatalidad de la vida es la plenitud del ser. Alcanzarla con rapidez o postergarla es opción de cada uno que, no obstante, será feliz, oportunamente.



* * *
Reunimos, en este libro, varias entrevistas a que fue sometido el médium Divaldo Franco, en circunstancias diferentes y mediante varios vehículos de la comunicación, buscando ampliar el área de la información, alcanzando así, a otras personas que no participaron de las mismas o siquiera tuvieron conocimiento de ellas.

Yo misma y otros dedicados Amigos Espirituales estuvimos presentes durante
aquellos momentos en los cuales el compañero encarnado fue interrogado,
inspirándolo, esclareciéndolo o despertándole la lucidez de la
memoria mediúmnica, para facilitarle las respuestas.

Los estudiosos del Espiritismo conocen las cuestiones aquí abordadas y otros, que se vinculan a las diversas áreas de la cultura, poseen respuestas, quizás, mejores y más profundas de lo que están aquí registradas. Pensamos, sin embargo, en los simples de entendimiento y en aquellos otros no familiarizados con la Doctrina Espírita o que todavía no se encuentran esclarecidos, siendo para ellos que dedicamos estas páginas.
Informamos también que se encontrarán preguntas repetidas con explicaciones más o menos detalladas, dependiendo del órgano y las circunstancias, en las cuales fueron presentadas.

Deseamos que el esfuerzo conjunto de los encarnados y del nuestro, de los
desencarnados, resulte positivo, auxiliando a aquellos que se encuentran en busca del esclarecimiento y de la paz.
Pidiendo excusas por las deficiencias
naturales que reconocemos que existen en un emprendimiento de tal naturaleza, rogamos a Dios que nos bendiga y guarde en Su paz.
Salvador, 20 de febrero de 1991
JUANA DE ÁNGELIS.
ESPAÑOL:
Comunidad en google- espirita; suprema redención (Únete)
Comunidad en google- ESPIRITISMO KARDECIANO (únete)
Descarga libros ESPIRITA en español: http://www.luzespiritual.org/
Descarga libros ESPIRITA en español: http://Espiritismo.es
Vinculo de la comunidad en google /  ESPIRITISMO KARDECIANO
Vinculo de la comunidad en google /  Espirita: suprema redención
Literatura y fragmentos de obras/autores, espirita en:
CANAL EN YOUTUBE (VÍDEOS)
ENLACES ESPIRITAS: ESPAÑOL. INGLÉS, PORTUGUÉS, FRANCÉS
www.ceanet.com.ar  :   ARGENTINA
www.febnet.org.br : federación espirita Brasil
http://www.kardec.tv/ : portugués
www.spiritist.us :  ESTADOUNIDENSE

domingo, 9 de septiembre de 2018

EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO / ALLAN KARDEC


Libro: EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO / ALLAN KARDEC 
 

Los obreros del Señor
5. Tocáis el tiempo del cumplimiento de las cosas anunciadas para la transformación de la humanidad; ¡felices serán los que hayan trabajado en el campo del Señor con desinterés y sin otro móvil que la caridad! Los jornales de trabajo serán pagados al céntuplo de lo que hayan esperado. ¡Felices los que habrán dicho a sus hermanos:



 "Hermanos, trabajemos juntos y unamos nuestros esfuerzos, a fin de que el Señor, cuando llegue, encuentre la obra concluida", porque el Señor Les dirá: "Venid a mí, vosotros que sois buenos servidores, vosotros que habéis hecho callar vuestros celos y vuestras discordias para no dejar la obra en sufrimiento!" Pero desgraciados aquellos que por sus disensiones habrán retardado la obra de segar, porque el huracán vendrá y serán arrebatados por el torbellino. Entonces exclamarán: "¡Gracia! ¡gracia!". Pero el Señor les dirá: "¿Por qué pedís gracia, vosotros que no habéis tenido piedad de vuestros hermanos, y que habéis rehusado tenderles la mano, vosotros que habéis abatido al débil en vez de sostenerle? ¿Por qué pedís gracia, vosotros que habéis buscado vuestra recompensa en los goces de la tierra y en las satisfacciones de vuestro orgullo? Vosotros habéis recibido ya vuestra recompensa tal como la quisisteis; no pidáis más: las recompensas celestes son, para los que no hayan pedido las recompensas de la tierra.



Dios hace en este momento la enumeración de sus fieles servidores, ha señalado con su dedo a aquellos que sólo tienen la apariencia de la abnegación, a fin de que no usurpen el salario de los servidores valerosos, porque a los que no retrocederán ante su tarea les va a confiar los puestos más difíciles en la grande obra de la regeneración por el Espiritismo, y estas palabras se cumplirán: "Los primeros serán los últimos, y los últimos serán los primeros en el reino de los cielos"
(El Espíritu de Verdad. París, 1862).




Texto Tomado del libro:
EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO / ALLAN KARDEC
Directorios espirita:
ESPAÑOL:
Comunidad en google- espirita; suprema redención (Únete)
Comunidad en google- ESPIRITISMO KARDECIANO (únete)
Descarga libros ESPIRITA en español: http://www.luzespiritual.org/
Descarga libros ESPIRITA en español: http://Espiritismo.es
Vinculo de la comunidad en google /  ESPIRITISMO KARDECIANO
Vinculo de la comunidad en google /  Espirita: suprema redención
Literatura y fragmentos de obras/autores, espirita en:
CANAL EN YOUTUBE (VÍDEOS)
ENLACES ESPIRITAS: ESPAÑOL. INGLÉS, PORTUGUÉS, FRANCÉS
www.ceanet.com.ar  :   ARGENTINA
www.febnet.org.br : federación espirita Brasil
http://www.kardec.tv/ : portugués
www.spiritist.us :  ESTADOUNIDENSE